¿Por qué tengo deficiencia de Vitamina D?

A nivel internacional “la deficiencia de vitamina D es un problema de salud pública mundial”, como indica un estudio reciente. Aproximadamente, mil millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de vitamina D, mientras que el 50 % de la población tiene insuficiencia de vitamina D3.
Y el déficit de vitamina D es una pandemia silenciosa que en sus inicios no da alertas claras y la forma más efectiva de saber cómo está tu salud en este aspecto es visitando a tu médico para que ordene la realización de análisis de sangre.

¿Por qué los españoles tienen falta de vitamina D pese a la cantidad de sol?

Es un nutriente esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo y, lejos de lo que pueda parecer por la cantidad de horas de sol, en España son muchas las personas que padecen un déficit de esta vitamina.

La Vitamina D, es una vitamina soluble en grasa por lo que se almacenan en el tejido graso del cuerpo. La función principal de la vitamina D es ayudar al cuerpo a absorber el calcio de la dieta y a mantenerlo en el hueso.

Se supone que en España no tendríamos que estar mal de vitamina D. Tenemos todo el sol que podemos necesitar y nuestra alimentación dispone de lo necesario. Y sin embargo, los españoles tenemos falta de vitamina D.

Los habitantes de otros países ‘menos soleados’ presentan mejores niveles de vitamina D que nosotros.

¿ Causas de los niveles bajo de vitamina D:

 

1 Protección solar todo el año con factor 30 o 50. Por ello se recomienda tomar15-20 minutos el sol sin protección en un rango que no sea peligroso para la salud.

2 Consumo de lácteos y derivados 0% o desnatados que no permiten que se absorba correctamente el calcio y la vitamina D.

¿Qué es la deficiencia o falta de vitamina D?

 

La falta de vitamina D, se produce cuando el cuerpo no dispone de suficiente vitamina D, siendo un problema para la absorción de calcio y otras funciones importantes en el cuerpo, principalmente a nivel del hueso.

La causa fundamental, es una baja ingesta de vitamina D con la alimentación junto a la exposición solar inadecuada, especialmente en niños pequeños y adultos mayores en época de invierno. Otras causas son las enfermedades del intestino que impiden que la vitamina D se absorba normalmente como: en la Enfermedad Celíaca, enfermedad de Crohn, Fibrosis Quística y cirugías como el by-pass gástrico.

También se produce deficiencia de vitamina D cuando existe una incapacidad para procesar la vitamina D a causa de enfermedades crónicas del hígado o del riñón, o por falta de las enzimas o sustancias, necesarias para su metabolización.

Síntomas, Diagnóstico, Prevención y tratamiento de la falta de Vitamina D

Síntomas

La mayor parte de los pacientes son asintomáticos o se sienten cansados cuando sus niveles de vitamina D no son adecuados. En casos severos los huesos son débiles o blandos, por lo que se producen deformidades, o fracturas frecuentes. También dolores óseos, debilidad muscular, calambres etc. Esta debilidad muscular favorece la probabilidad de sufrir caídas.

Dignóstico

El diagnóstico se realiza mediante una analítica sanguínea para ver si tiene suficiente vitamina D.

Prevención y tratamiento

Aproximadamente, del 50 % al 90 % de la vitamina D se absorbe por la piel a través de la luz solar, mientras que el resto proviene de la alimentación. Prevenir la falta de vitamina D se realiza con la alimentación y la exposición controlada al sol.  Alimentos ricos en vitamina D: Lácteos, productos lácteos enriquecidos en vitamina D y pescados grasos. Leche, yogur, zumos o cereales enriquecidos con vitamina D, salmón o caballa cocidos, atún, aceite de hígado de bacalao. Exposición solar sin excesos por el riesgo de cáncer de piel.

Preguntas Frecuentes

– Mantiene tus huesos y dientes sanos;
– Fortalece tu sistema inmunológico, cerebral y nervioso;
– Regula los niveles de insulina y controla la diabetes;
– Apoya la función pulmonar y la salud cardiovascular;
– Influye en genes que están implicados en el desarrollo del cáncer.
– La vitamina D juega un papel fundamental en la regulación del calcio y el mantenimiento de los niveles de fósforo en la sangre.

Ya decíamos que esta es una pandemia silenciosa, pero es posible identificar algunos síntomas de la deficiencia de vitamina D como los siguientes:

– Enfermedad o infecciones recurrentes;
– Fatiga, bajo estado de ánimo;
– Dolores musculares;
– Dolores de huesos y espalda;
– Mala cicatrización de las heridas;
– Pérdida de cabello.

Cualquiera de estos síntomas debe ser motivo para consultar con tu médico, ya sea para pesquisar un déficit de vitamina D u otra alteración en tu organismo. En caso de suplementación por deficiencia siempre recomiendo la fraccción D3 y que lleve aceite de oliva virgen extra prensado en frío ya que mejora la absoción.

No obstante hay que tener en cuenta que un exceso de esta vitamina puede resultar perjudicial para la salud. Demasiada vitamina D en el organismo favorece la absorción de calcio a través del tracto intestinal, lo que puede producir una hipercalcinemia o, lo que es lo mismo, un exceso de este mineral en sangre, que se manifiesta de diferentes formas.